Años después se sabe porque estuvo a la deriva en el mar


Anuncios

Nadie se esperaba que sucediera algo como eso, pero la historia cuenta que en el año 1961 fue encontrada una niña que navegaba sola en el mar que está alrededor de las islas Bahamas, la pequeña fue encontrada por una tripulación que vio como la joven estaba agarrada de un flotador y no le faltaba mucho para morir.

Por suerte la pequeña fue salvada, pero desde entonces ha sido todo un enigma lo que le sucedió para poder llegar a semejantes condiciones de riesgo, y es por eso que hoy nos dedicaremos a contarte la historia de la pequeña Terry Jo Duperreault, y su deambular por todo el gran Océano Atlántico. Algo asombroso.

Para ello debemos empezar contando el origen de su familia, ya que ella venía de un núcleo familiar bastante normal y clásico para la época, sobre todo porque su padre, un hombre de 41 años llamado Arthur Duperrault, trabajaba como optometrista en la ciudad de Green Bay, en Wisconsin, en los Estados Unidos.

Después estaba su madre, una carismática mujer que amaba a su familia con locura, y que durante mucho tiempo ahorró una cantidad de dinero considerable para poder llevar de viaje a todos sus seres queridos. Así que con 38 años se puede decir que era una mujer bastante considerada, y que no se merecían lo que les pasó.


Anuncios

Esta asombrosa familia no se merecía que les pasara eso en su viaje de vacaciones, esa pobre niña quedó sola

Por más que planifiquemos las cosas, muchas veces no salen como queremos, la vida es impredecible y por eso debemos disfrutar de cada pequeño momento, pero esta familia solo quería disfrutar de un viaje en el caribe como cualquier otra.

En el viaje estaban, además de los padres, los tres hijos, Brian que tenía 14 años, Terry Jo, nuestra protagonista y el pequeño Renée que tan solo contaba con unos 7 años. Todos se embarcaron en la aventura en un barco de 60 pies bautizado Bluebelle.

El destino de Bluebelle era el de estar una  semana entera desde Fort Lauderdale, en Florida, hasta llegar a las exóticas islas de las Bahamas. En el barco también se encontraba el capitán junto con su esposa así que nadie sospechaba que algo malo podría suceder. Hasta que el día 12 que el padre de la familia decidió acostarse más temprano que lo normal y la pequeña jamás esperó despertarse por culpa de los gritos de su hermano mayor.

Cuando decidió enfrentarse a lo que estaba pasando se encontró con que su padre había sido asesinado por un militar que trataba de matar a su esposa, y que su madre y hermanos también correrían con el mismo destino. Así que se apresuró a ir con el capitán, pero este en vez de ayudar a su familia la encerró en un camarote donde ella estuvo escondida mientras el horror sucedía. Cuando creyó que el peligro había pasado salió, pero el asesino seguía allí, así que no le quedó más remedio que lanzarse en un bote sin comida ni suministros para sobrevivir.


Anuncios

Comparte esta información…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *