Haz tu propio queso fresco natural en casa


Anuncios

El queso es uno de los alimentos que más se consume alrededor del mundo, además de que es bastante  sano y bueno para comer, tiene muchas vitaminas y propiedades que sirven para la salud de tu cuerpo, puedes prepararlos en infinidades de platos, y muchos tipos de postres.

Algo que se hace normalmente es que el queso puede hacerse fresco desde que se saca leche de la vaca, este lácteo es uno de los más importantes para la alimentación y actualmente existen muchos tipos de queso que van desde los más sencillos y básicos hasta los más raros y costosos como el queso azul.

El problema que hay en muchos supermercados es que muchos quesos ya suelen venir preparados y no son totalmente naturales ya que desconocemos la cantidad de elementos que son utilizados para su preparación y que muchas veces pueden es dañar el queso en vez de mantenerlo.

Es por eso que una de las mejores opciones que tenemos para mantener nuestro cuerpo sano y seguir consumiendo este lácteo es creando nuestro propio queso desde la comodidad de nuestro hogar, lo cual puede ser incluso mucho más barato y obtenemos más producto del que podemos comprar.


Anuncios
[spoiler title=”VER ARTICULO COMPLETO”]

De esta manera puedes preparar tu propio queso

Este queso puedes obtenerlo de la leche pasteurizada que normalmente podemos encontrarla en el supermercado, y que se obtiene a partir de una coagulación.

Esta coagulación es provocada por un componente acido que puede ser jugo de limón, bacterias o cuajo, lo cual ayuda a que se transforme en un ácido láctico.

Ingredientes:

  • 1 litro de leche pasteurizada.
  • 45 ml de jugo de limón recién exprimido.
  • 1 pizca de sal.
  • 100 cc de yogur natural.
  • 2 cucharadas de nata.

Preparación:

  1. En una olla preferiblemente de acero inoxidable, añade la leche y mezcla muy bien hasta que hierva.
  2. Una vez que empiece a hervir retira la olla del fuego y tápalo.
  3. Deja que repose por 20 minutos.
  4. Añade el jugo de limón, la nata, el yogurt, y mezcla sin que entre aire por 10 minutos.
  5. Coloca la mezcla a fuego medio y calienta la leche hasta que se empiece a cortar.
  6. Una vez empiece a salir la cuajada apártalo del suero líquido, agrega la sal y sigue mezclando.
  7. Luego cuela para retirar el suero, luego vierte la mezcla en un colador con una gasa o una tela de quesos, déjalo suspendido sobre un contenedor para que caiga el suero.
  8. Luego añade sabores que desees como ají, pimentón, etc.

Luego de que se escurra el suero tendrás una pasta, lo único que debes hacer es amasarla un poco, y luego darle forma a tu queso, guárdalo en un contenedor plástico en la nevera.

De esta manera puedes tener tu propio queso las veces que quieras, puede incluso hacerlo con tus hijos y pasar un rato agradable juntos.


Anuncios

Comparte esta información…

[/spoiler]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *