La maravillosa mente de una mujer de 40


Anuncios

Se cree que con los años se va adquiriendo más sabiduría, esto es algo totalmente cierto, ya que las experiencias adquiridas en una cantidad de tiempo determinado nos enseñan todo tipo de cosas y lecciones que después podemos aplicar para otras situaciones. Ser más inteligentes no les lo mismo que esto, sobre todo porque no se puede aprender de unos libros ni de memoria, sino que la vida misma te lo muestra.

Como mujer tener mucha experiencia es un regalo que todos deberíamos apreciar, ya que te abre los ojos a nuevas perspectivas y a entender el mundo de otra manera, tal vez más sencilla y menos engorrosa, lo que hará que tu vida sea más relajada. Cuando se llega a cierta edad es importante simplificar los problemas para que la mente pueda trabajar de manera más ordenada y no termine afectando nuestra salud.

En el caso de las mujeres el proceso de envejecimiento es algo realmente hermoso y maravilloso, porque una mente femenina que ha aprendido lo que realmente es importante en la vida es una mente que no tiene que estar pendiente de cosas tan superfluas sino en dedicarse a las cosas que realmente la hacen feliz. Su mente trabaja de otra manera y nosotros apreciamos que sea de esa forma.

Algunas mujeres le temen a llegar a los cuarenta años, pero la verdad es que en esa etapa de la vida es cuando realmente te conoces y puedes empezar un camino nuevo que solo esté guiado por las cosas que tú prefieres y no por lo que los demás te impongan. Es realmente notable una mente femenina que se exprese con tal seguridad de lo que prefiere en su vida y que no ve para los lados en el momento en que decide hacerlo.


Anuncios

Las maravillas de una mujer que tiene más de cuarenta años

Uno de los mayores problemas físicos que empiezan a tener las mujeres cuando pisan los cuarenta años es que aparentemente su reloj biológico se detiene, pero esto no significa el fin, sino el comienzo de identificar qué es lo realmente quiere tu cuerpo.

No estar atada a la necesidad de formar una familia es algo realmente liberador, es una etapa que le quita las cadenas sociales y las deja sin un peso que antes tenían encima: el deseo de complacer a los demás. Ahora estas sola en este camino que tú puedes construir.

Deja de lamentarte por la edad que tienes, empieza a ver el lado bueno de todo esto, y piensa en las cosas que antes no pudiste hacer simplemente porque estabas ocupada pensando en los demás. Ahora puedes ser realmente egoísta y dedicarte a ti, nadie tiene por qué reprocharte nada ya que estás en un momento en que independencia es total.

Si ya le demostraste al mundo que pudiste tener un trabajo, un matrimonio e hijos, es hora de que cumplas con las metas individuales que de joven te pusiste, te aseguramos que no te arrepentirás y de que serás capaz de hacer todo lo que te propongas.


Anuncios

Comparte esta información…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *