La tendinitis de hombro, una inflamación que te hace ver las estrellas


Anuncios

De las partes del cuerpo que más duelen y generan molestias cuando se inflaman es quizá el hombro. En esta parte del cuerpo, recaen casi todos los movimientos del brazo, y su indisposición es una limitante del movimiento.

Las causas más comunes de la tendinitis de hombro son: El envejecimiento, pues con el paso inevitable del tiempo, las articulaciones ya no resisten igual y cualquier eventualidad puede ponerlas en riesgo. Después de los 40 este riesgo puede empezar a ser más latente.

El exceso en el uso del músculo. Para quienes tienen trabajos de carga pesada, en la que cual pesadas cajas con mercancías deben ser cargadas al hombro, la tendinitis es una dolencia común, la sobrecarga del músculo puede llevar a la inflamación el mismo.

El exceso de deporte que involucre dicho músculo es otra variable a tener en cuenta para su padecimiento.


Anuncios

Una lesión puede ser un atenuante. No tratada debidamente a tiempo puede generar alteraciones en el funcionamiento del hombro. En este  también juegan un papel importante movimientos bruscos, tirones, y golpes que pueden degenerar en esta problemática.

Problemas de corazón, pueden ser causa de sufrir tendinitis, la mala irrigación sanguínea puede dejar consecuencias degenerativas en el hombro a largo plazo.

¿QUÉ SINTOMAS SE PRESENTAN?

Dolor articular al realizar cualquier tipo de movimiento con los hombros, dificultades en la noche para dormir por posiciones que alteren y disparen el dolor. Cansancio constante en dicha zona.

¿QUÉ HACER  Y COMO EVITARLO?

Para manejar en casa una tendinitis de hombro,  y que esta no nos lleve a la inmovilización total del brazo, debemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:


Anuncios
  1. Inmovilizar la zona afectada. Con cartones recios puedes inmovilizar el hombro para que el reposo total del músculo ayude a disminuir la dolencia
  2. Emplastos calientes y fríos alternados. Esta acción reacción del frío y el calor, ayudaran a relajar y distensionar el músculo y permitirle recuperar su movilidad.
  3. El hielo frotado sobre la zona afectada, o dejado algunos minutos sobre el hombro, disminuirá la hinchazón y relajara el músculo.

Puedes prevenir  y evitar este tipo de lesiones, fortaleciendo con ejercicio tus hombros haciéndolos más resistentes. Estirando antes de realizar cualquier actividad que comprometa su uso, hidratarlos e hidratarte para mantener lubricados los ligamentos. Protegerte de algún modo si ya has tenido antecedentes de tendinitis, pues es altamente probable que esta reincida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *