Mira lo que esta mujer le hizo a su esposo


Anuncios

En toda relación siempre pueden existir una gran cantidad de problemas, es normal que al principio todo pueda ser amor, así mismo como también es normal que existan ciertas diferencias, y sobre todo que se llegue a un punto en el que quizás se crea que no hay nada más que hacer por la relación.

Sin embargo esto solo es una etapa pasajera en la que ambos deben estar totalmente seguros de lo que quieren para los dos, y así mismo de lo que pueden hacer el uno por el otro, por esa razón siempre debemos prestar atención y no dejar de lado que este tipo de cosas pueden ser normales en una relación.

Lo importante es tener la capacidad de poder avanzar y de mejorar la salud como tal de la relación, ya que cuando empieza la desconfianza y las dudas es que pueden aparecer los reales problemas entre ambos, y la vida pondrá pruebas pero lo importante es saber cómo podemos superar este tipo de situaciones que pueden aparecer.

Por esa razón queremos mostrarte esta historia para que tengas la oportunidad de tomarla como un pequeño ejemplo de lo que puede suceder cuando no se tiene la entera confianza en la persona, así que mira bien lo que sucedió y toma nota para que de esta manera puedas reflexionar y aprender.


Anuncios

Conoce la historia de Sarah la mujer más desconfiada del mundo

Sarah es una mujer que luego de 7 años de relación con su pareja, cayeron en una especie de monotonía en la que ella no se sentía segura con su pareja.

Por esa razón una de las cosas que hicieron fue trata de mejorar muchas cosas sin embargo ella sentía que su esposo no la quería y empezó a sospechar de que quizás había otra mujer.

Mujer celosa

Por lo que tomó la arriesgada decisión de ponerlo a prueba, y lo hizo utilizando una carta que le dejó en la mesa de noche, en la cual decía que estaba totalmente cansada de la situación y que se iría para siempre. Para poder escuchar la reacción de su esposo Sarah decidió esconderse bajo la cama en su habitación, por lo que antes de que su esposo llegara ya ella estaba ahí.

Nada fue más sorpresivo para su esposo que llegar y ver la nota, se quedó callado por un momento pero luego Sarah pudo escuchar cómo hablaba por teléfono y le decía a una mujer que ya su esposa lo había dejado y que era el verdadero momento para estar juntos. Escribió algo en el papel y se fue.

Sarah sorprendida salió bajo la cama y con lágrimas en los ojos no podía creer lo que estaba ocurriendo, con el corazón roto no tenía el valor para abrir la nota, hasta que lo hizo y su cara cambió totalmente cuando leyó lo que decía.

La carta decía lo siguiente: “Hola graciosita, la próxima vez que quieras ponerme a prueba, procura que si te vas a esconder bajo la cama tus pies no queden visibles. Voy a la tienda por algo rico para comer. ¡No dudes nunca que te amo muchísimo!”

Esto la dejó perpleja, y a la vez muy feliz, realmente nadie esperaría que este tipo de cosas pudieran ocurrir, pero esta vez quien salió a prueba fue ella. La desconfianza es el hilo que puede romper una relación, no dejes que se apropie de la tuya.


Anuncios

Comparte esta información…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *